Viaje al país de los Tehuelches – La Patagonia Austral

Viaje al país de los Tehuelches

Exploraciones en la Patagonia Austral

La Patagonia Austral

( Complemento del “Viaje al país de los Tehuelches” )

Ramón Lista

Estos dos libros son complementarios, uno se publico en Marzo de 1879 y el otro en Julio del mismo año como complemento del primero.

Viaje al país de los Tehuelches es simplemente una relación sucinta de las exploraciones realizadas por el autor en la Patagonia Austral y la segunda parte están los resultados científicos de dicho viaje.

Viaje al país de los Tehuelches

Exploraciones en la Patagonia Austral

Ramón Lista

Biografía:

Ramón Lista nació el 7 de septiembre de 1856, sus padres fueron Adolfo Lista y Rosa Marzano, siendo nieto del coronel de la independencia que llevaba el mismo nombre. Su vida guardará ciertas características que compartirá con el grupo de hombres que en el mismo período, tendrán una vida política y científica muy notable. Cursó sus estudios en la ciudad de Buenos Aires y a los 15 años ya había sido premiado en geografía y ciencias naturales. Dueño de una regular fortuna, viajó a Europa para doctorarse en Francia y Alemania, de regreso al país fue discípulo de Germán Burmeister, vinculándose así a la Sociedad Científica Argentina llegando a ser uno de sus miembros más activos. Por entonces realizó estudios arqueológicos y antropológicos en la provincia de Entre Ríos. A los 20 años de edad, la Sociedad Científica le auspició su primer viaje a la Patagonia en 1877, para explorarla desde el Estrecho de Magallanes hasta las márgenes del Río Negro. A bordo del «Valparaíso», partió desde el puerto de Montevideo, pero su llegada al sur coincidió con el sangriento «motín de los artilleros», motivo por el cual fracasa el viaje, limitándose entonces, a realizar observaciones en el trecho Punta Arenas, Gallegos. De retorno a Buenos Aires, Lista consiguió embarcarse en la cañonera «Paraná» que arribó al Río Santa Cruz el 16 de enero de 1878. Allí encontró al subteniente Luis María Moyano con quién emprendió una de sus más importantes expediciones a lo largo del los ríos Santa Cruz y Chico, en busca de los orígenes de este último, descubrió un río que denominaría Belgrano. En 1880, realiza un viaje exploratorio entre Patagones y San Antonio recogiendo valiosos materiales arqueológicos, zoológicos y antropológicos que servirán para que al año siguiente organizara y fundara la Sociedad Geográfica Argentina, asumiendo su presidencia.

En 1892 Roca lo encomendó para una segunda exploración a la región de Paine que describió en su Viaje a los Andes Centrales. A partir de todas sus exploraciones e investigaciones, reunió más de 41 trabajos en su vida. Sus primeras investigaciones.  En 1882 el gobierno le encomienda un viaje a Misiones y en 1883 publicó Territorio de Misiones. Fue profesor de historia natural de la Escuela Naval y en el Colegio del Salvador y de historia en el Colegio Nacional, también se desempeñó como funcionario público en el Ministerio de Guerra y Marina donde realizó la compilación científica de publicaciones, documentos y planos de costas, ríos y territorios del sur; actuó como oficial mayor de la Subsecretaría de Marina; luego como subsecretario del mismo departamento y jefe de las comisiones exploradoras. Después decide realizar exploraciones en el norte argentino, en las proximidades del Río Pilcomayo, tenía como misión, probar la navegabilidad del río. El 20 de noviembre de 1897, partió desde Orán. Según las crónicas de la época el mismo 20 de noviembre, llegó la comisión al Río Bermejo en la localidad de Embarcación. En ese lugar pasaron la noche, y al día siguiente, salieron rumbo a Miraflores. El 22 de noviembre abandonan la mencionada localidad, desconociéndose el destino de los viajeros. El 28 regresa a Embarcación uno de los ayudantes con la noticia de que Lista se había suicidado preso de una profunda depresión moral a causa de la falta de agua. Tales declaraciones no convencieron a nadie, presumiéndose que había sido asesinado.

Advertencia al lector

 Este folleto es simplemente una relación sucinta de mis exploraciones en la Patagonia austral.

En el mes de julio próximo publicaré los resultados científicos de mi último viaje.

Ramón Lista
29 de marzo de 1879

Antecedentes

Los viajes de Cox, Musters y Moreno hicieron nacer en mi espíritu el ardiente deseo de visitar la Patagonia, esa tierra misteriosa de los gigantes y las ciudades encantadas.

El buen éxito de la exploración del río Santa Cruz, efectuada en 1877 por Francisco Moreno y Carlos Moyano, y el regreso a Buenos Aires de los valientes exploradores, con quienes me puse en contacto; estos dos sucesos, y las palabras de aliento de mi maestro y paternal amigo, el Dr. don Germán Burmeister, me decidieron a llevar a cabo mi proyectado viaje.

Habiendo adoptado un plan y marcado de antemano el itinerario que debía seguir en mis exploraciones, determiné solicitar la cooperación de la Sociedad Científica Argentina, y en consecuencia presenté el siguiente proyecto de viaje:

Buenos Aires, 22 de octubre de 1877.

Señor don Guillermo White, presidente de la Sociedad Científica Argentina:

Hace ya un tiempo había pensado efectuar un viaje científico al interior de la Patagonia, entre los 43° y los 49° de latitud sud, donde como es sabido, no ha penetrado hasta el día ningún viajero exceptuando el capitán Musters que ha visitado la parte occidental (1869-1870).

Pero un viaje de esa naturaleza, para que dé buenos resultados, requiere en el viajero conocimientos muy variados de tas ciencias naturales que yo no poseía entonces. A partir, pues, de aquel momento me impuse la tarea de adquirirlos, consultando al mismo tiempo todos aquellos trabajos más notables que se refieren a la historia, geología, etnología, fauna y flora del inmenso territorio que me proponía explorar algún día.

He seguido igualmente, con verdadero interés, las recientes exploraciones en el extremo sur de Patagonia por mi distinguido compatriota señor Moreno, y debo decirlo aquí para que sirva como testimonio de mi profundo agradecimiento, a él soy deudor de datos importantes y de consejos que aprecio en alto grado.

Hoy pues, señor Presidente, habiendo llenado convenientemente la tarea que me impusiera entonces, vengo a comunicar a la Sociedad Científica Argentina que estoy dispuesto a llevar a cabo dicho viaje, siempre que ella, mirando por su propio crédito y por la gloria del nombre argentino, quiera contribuir con la pequeña suma de 10.000 $ m/c, solicitando igual cantidad, o mayor si es posible, del Gobierno Nacional.

Es indiscutible la importancia de un viaje en una zona tan dilatada de territorio casi totalmente desconocido, y la Sociedad que cooperó tan generosamente para la exploración de la Patagonia Septentrional, debe echar una mirada sobre ese país misterioso destinado quizás a resolver muchos problemas importantes que ocupan la atención de los sabios.

La geología de la Patagonia presenta un interés muy notable, y a pesar de las investigaciones de Darwin, D’Orbigny, Bravard y Burmeister, queda aún mucho que estudiar, y no poco que descubrir en esa tierra fantástica en donde la imaginación poética de los conquistadores españoles, colocó la ciudad de los Césares.

La formación terciaria inferior o guaranítica, aun no ha sido observada allí, y se ignora igualmente la extensión geográfica de la formación superior o Patagónica.

Por otra parte, es sabido que allí abundan minerales de mucha utilidad, como el cobre, el estaño y el plomo. El carbón fósil se encuentra en abundancia en la península de Brunswick, y no me parece difícil el hallarlo en el interior del país.

Sí he de dar crédito a la noticia dada últimamente por un diario de esta ciudad, el Departamento de Agricultura ha recibido una muestra de hulla proveniente del norte del río Santa Cruz.

También la antropología tiene en la Patagonia un campo muy vasto para la investigación.

El origen del hombre americano se pierde en la oscuridad de los tiempos, y aquellos que se dedican a restaurar las costumbres, las creencias y la fisonomía física de las razas prehistóricas, tienen su vista fija en ese territorio que guarda en las entrañas de la tierra los restos de una raza autóctona dolicocéfala.

Además, existen algunos ríos cuyas nacientes se ignoran, tales como el río Deseado y el río Chico, que algunos suponen que tienen su nacimiento en una laguna llamada Coluguapé. Conocer sus nacientes y la dirección en que corren dichos ríos hasta lanzarse en el Atlántico, es de una importancia inmensa para la geografía.

Ahora bien, yo me propongo remontar por tierra el río Chico hasta el pie de la cordillera, dirigiendo en seguida mi exploración hacia el paralelo 45° donde supongo que tiene su nacimiento el río Deseado, a la vez que el Sengel que Musters considera como un brazo del Chubut: de allí encaminarme a la Bahía de los Camarones y de este último punto, sin apartarme mucho de la costa, hasta dar con la Colonia Calesa del Chubut.

Este viaje durará cinco meses aproximadamente, y abrigo la firme convicción de no encontrar obstáculo insuperable que detenga mi marcha o haga modificar el itinerario que dejo trazado, pues para el buen resultado de la expedición cuento con el carácter generoso y dócil de los indios tehuelches. Comprendiendo que es muy justo hacer partícipe a la Sociedad de los resultados de mi exploración, dado el caso que ella acceda a mi petición, me obligo a escribir para ella la relación de mi viaje, y entregar a su museo la mitad de los objetos que haya coleccionado.

Esperando que los miembros de la Sociedad Científica Argentina se presten a dar vida a mi proyecto, tengo el honor de saludar al señor Presidente, quedando desde ya a sus órdenes para dar todos aquellos informes que considere necesarios.

Ramón Lista.

La comisión directiva de la Sociedad aprobó por unanimidad el pensamiento de mi nota, y la asamblea votó, el 3 de noviembre, la suma solicitada, autorizando al propio tiempo al presidente de la Sociedad para solicitar por escrito la importante cooperación del ministro de Instrucción Pública.

He aquí el texto de la nota que se pasó al ministro:

Buenos Aires, 6 de noviembre de 1877.

Señor ministro de Justicia, Culto e instrucción Pública de la Nación.

La Sociedad Científica Argentina que tengo el honor de presidir, ha resuelto en su Asamblea del 3 del corriente ayudar con la suma de 10.000 $ m/c. al joven argentino don Ramón Lista, que partirá el 11 del corriente con destino a la Patagonia, en la cual proyecta realizar un viaje científico de importancia.

Saldrá del Estrecho de Magallanes y explorará el interior del país, sus ríos y accidentes notables, dirigiéndose de allí a la Bahía de los Camarones, desde la cual se internará de nuevo hasta llegar a la Colonia Calesa del Chubut.

El joven Lista se propone sacar de este viaje el mayor partido posible, estudiando el hombre y la naturaleza y practicando las observaciones que permitan las condiciones en que sea posible practicar la expedición.

La Sociedad cree que conviene al país estimular esta clase de expediciones, porque su resultado completo o mediano, aprovecha siempre de una manera al estudio de los territorios argentinos australes, fomenta y provoca su exploración abriendo nuevos rumbos a los viajeros del porvenir.

Por otra parte estas empresas atrevidas influyen vivamente en el ánimo de la juventud a abrazar con ardor estudios de importancia a los que poco se ha dedicado todavía.

Por estas razones la Sociedad que tengo el honor de presidir, accede al pedido del señor Lista de solicitar la cooperación del Gobierno de la Nación, en la forma de un subsidio de diez mil pesos moneda corriente para ayudar a costear los gastos del viaje y de recomendaciones oficiales para el caso de que el señor Lista pudiera hacer uso de ellas ante autoridades dependientes de la Nación.

No dudando de que V. E. apreciará merecidamente el proyecto de viaje, me abstengo de entrar en otras explicaciones que se darán verbal-mente a V.E. si fuere necesario.

Esperando del patriotismo e ilustración de V. E. una resolución favorable, tengo el honor de saludar a V. E. con las seguridades de mi consideración más distinguida.

Guillermo White, presidente.

Estanislao S. Zeballos, secretario.

La resolución del ministro fue favorable, y habiendo concluido mis preparativos de viaje, me trasladé a Montevideo para tomar allí uno de los vapores de la compañía inglesa del Pacífico.

El 14 de noviembre tomaba pasaje a bordo del Valparaíso, y seis días después desembarcaba en la colonia chilena de Punta Arenas.

Los resultados de ese viaje, y de otro que hice poco tiempo después, los encontrará el lector en la Memoria que sigue, y que tuve el honor de leer, ante los miembros de la Sociedad Científica Argentina:

Indice:

  • Advertencia al lector
  • Antecedentes
  • Aspecto General de los territorios explorados
  • Punta Arenas
  • De Punta Arenas a Río Gallegos
  • De Rio Gallegos a Santa cruz
  • La Isla Pavon – Santa Cruz
  • De Santa Cruz a Mawaish
  • De Mawaish a la Cordillera
  • Regreso a Santa Cruz
  • Los Tehuelches
  • Apéndice: Vocabulario de la lengia Tsoneca o Tehuelche

 

Editorial Imprenta de Martin Biedma

Primera edición 29 de Marzo de 1879

83 páginas

Encuadernación en tapa dura

 

La Patagonia Austral

( Complemento del “Viaje al país de los Tehuelches )

Ramón Lista

Prólogo

Este libro sirve de complemento o continuación al titulado Viaje al país de los tehuelches que, como breve relación de mis exploraciones en las regiones australes de la Patagonia, presenté al ilustrado público en el pasado mes de marzo.

En este segundo trabajo he condensado mis estudios y observaciones capitales sobre aquellas tierras, sus habitantes actuales y pretéritos; no habiendo podido tratar tan interesantes cuestiones con la minuciosidad que se merecen, por tener que dedicar una gran parte del tiempo a la preparación de un libro que me ha sido encomendado por el Excelentísimo Gobierno de la Nación.

Más adelante, y a medida que mis escasos recursos lo permitan, publicaré una obra extensa que llevará por título Descripción Geográfica de la República Argentina, y en la cual me ocuparé con preferencia de los territorios salvajes de la Patagonia.

Inmediatamente después de terminada dicha descripción, daré a luz un estudio geológico de la Patagonia meridional.

Hojee ahora el lector lo que he escrito sin pretensiones de ningún género, pero alentado con la esperanza de ser útil a mí país, llamando la atención de los gobiernos sobre tan dilatados territorios, cuya importancia ha dejado ya de ser un problema.

Rica en carbón, en metales y en hermosos campos pastosos, pero pobre en tierra vegetal, la Patagonia es el país de los mineros y de los pastores.

30 de diciembre de 1879.

A los miembros de la Sociedad Científica Argentina.

Al Dr. don Germán Burmeister.

A mis amigos Olegario V. Andrade y Estanislao S. Zeballos.

Dedico este pequeño trabajo, en testimonio de público agradecimiento por la noble acogida que mis proyectos de viajes encontraron siempre en ellos.

Ramón Lista

Indice:

  • Dedicatoria
  • Prologo
  • Division geográfica del país patagónico
  • Viajes y esploraciones en la Patagonia Austral
  • Aspecto general de las tierras austarles de Patagonia
  • Sistema hidrográfico
  • Orografía
  • Punta Arenas
  • Depósitos auríferos
  • Los bosques antárticos
  • La Tierra del Fuego
  • El Istmo de Brunsnwick
  • Las mesetas Tehuelches
  • San Julian
  • Puerto Deseado
  • El Río Chico y sus afluentes
  • Breves consideraciones sobre la fauna austral
  • La vejetacion austral
  • Observaciones meteorológicas
  • Los Tehuelches actuales
  • Los Tehuelches primitivos
  • Notas

Ademas en este tomo están encuadernados también otros artículos relacionados a la exploración de los territorios Argentinos, muchos de ellos sobre la Patagonia.

Ellos son:

  • Noticia sobre el Río Chico y sus afluentes ( Carlos María Moyano )
  • Exploraciones en el Neuquén ( Federico Host )
  • Geografía Antigua – Fragmento de un capítulo de la obra inédita titulada Noticias preliminares sobre el Hombre Primitivo de Buenos Aires ( Estanislao Zeballos )
  • Descubrimientos geográficos en Patagonia ( Enrique Gouttes )
  • El Rio Santa Cruz ( Ramon Lista )
  • Formosa, nueva capital del Chaco ( Luis Jorge Fontana )
  • Notas geográficas sobre el país de los Ranqueles ( D. Dupont )
  • Punta Arenas y sus alrededores ( Ramon Lista )
  • Exploracion de los territorios Argentinos ( Estanislao Zeballos )
  • Movimiento geográfico Sur-Americano – Extracto de la Revista Geográfica Alemana de Petterman, cuaderno de Enero de 1879
  • Actas y procedimientos del Instituto Geográfico Argentino )

Todas estas pequeñas notas son en total 83 páginas

Total de paginas 104 + 83 + 1 mapa

Posted in Exploraciones, Historia, Patagonia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *